La residencia que perteneció al doctor José Arce fue donada para transformarse en el Museo Roca - Instituto de Investigaciones Históricas, en 1964. La exposición propone un recorrido por el Art Decó, la arquitectura y diseño de una casa hecha museo.

El Museo que fue casa es una muestra permanente con el foco en la casa Art Decó que habitaron y donaron al Estado nacional Amelia Bazán y José Arce. A través de los objetos de la época, podrás recorrer la trayectoria biográfica del matrimonio, los orígenes del Museo Roca, las distintas realidades y los contrastes de la década de 1960.

La exhibición da cuenta de cómo era la vida en la casa en sus orígenes y cómo eran utilizados los distintos espacios que todavía se conservan: el living, la sala de música, la biblioteca, el bar, el dormitorio, el baño, las dependencias y muchos de los objetos que todavía decoran con el estilo refinado del Art Decó todo el recinto.

La vida en la casa

Entre las décadas de 1930 y 1960 Amelia Bazán y José Arce vivieron en esta casa, alternando con largas estancias en diversas ciudades del mundo. Durante este período, Arce desarrolló una carrera prolífica. Fue médico cirujano, rector de la Universidad de Buenos Aires y desempeñó diversos cargos diplomáticos en el exterior. Por su parte, Amelia, acorde a los roles de género de las elites, participó en diversas acciones de beneficencia, particularmente en la Sociedad Argentina de Pediatría.

Actuaban como equipo durante las veladas que tuvieron lugar en la casa, por donde circularon diplomáticos, intelectuales y artistas. Él era muy hábil para las relaciones públicas y ella se destacaba por ser una diestra anfitriona. A menudo venían de visita hermanos y sobrinos, que pasaban largas temporadas en el actual Museo. En los espacios de servicio de esta inmensa casa habitaba el personal doméstico. Haydée Senin, hija de quienes fueron el mayordomo y el ama de llaves, aún conserva nítidos recuerdos de aquellos años. Su testimonio que narra aquellos momentos forma parte de la muestra.

Vida matrimonial de Amelia y José

Amelia Bazán y José Arce se casaron en París en octubre de 1938. Se llevaban 17 años (él tenía 57 años y ella 40). Se conocieron en los círculos sociales que ambos frecuentaban. Los hermanos Bazán, Florencio y Julio, eran también médicos y profesores de la Universidad de Buenos Aires, donde José se desempeñaba como profesional.


La hermana mayor, Rosa, era una escritora profesional ligada al mundo de la política. No tuvieron hijos pero sí tres perros galgos: Thamara, Igor y Boris, a los que brindaron todo su afecto. Son recordados como una pareja muy unida, estuvieron juntos hasta el final de sus vidas y fueron asiduos viajeros. Sus destinos incluyeron cuatro continentes: América, Asia, África y Europa.


En la exposición se pueden apreciar los elementos relacionados a sus viajes: los pasaportes, la licencia médica china, el neceser de Amelia e incluso una condecoración recibida por él por sus actividades como diplomático.

Los orígenes

La Casa fue construida por los arquitectos Squirru y Croce Mujica y decorada por la casa Marber de ParísEl doctor Arce ya había trabajado con el arquitecto Francisco Squirru en otros proyectos como la construcción de la sede de la MEPRA (Misión de Estudios de Patología Regional Argentina) en Jujuy, que actualmente es la sede del rectorado de la universidad de dicha provincia.

En 1933 la casa estaba terminada. Luego sumó a la casa original dos terrenos laterales: los lotes donde se hallaban por un lado la piscina, vestuarios y gimnasio y por otro, dos habitaciones separadas por el jardín.

El estilo

La casa no se inscribe de manera pura en el estilo Art Decó. Es ecléctica sobre todo en los salones pensados para ser de uso público como la Sala de música y la Biblioteca que tienen una reminiscencia neo renacentista ubicados en la Planta Baja. Arriba, en la planta alta, estaban las habitaciones privadas del matrimonio. Estos espacios reflejaban más cabalmente las características del art decó en los materiales, los colores, las formas y la decoración.

La vivienda fue equipada con un mobiliario acorde al estilo de la construcción, algunas de cuyas piezas originales forman parte del acervo cultural del Museo. La casa decoradora, donde se destacaba el trabajo del ebanista Hubert Martin, utilizó enchapados originales, maderas exóticas, discretas incrustaciones de marfil y otros materiales como el pergamino, el metal y el vidrio.


(Foto: cajonera art decó de madera para guarda ropa, de Hubert Martin, circa 1930, objeto de la exhibición del Museo Roca).

El arquitecto Gustavo Brandariz, refiriéndose a la residencia de Arce, expresa:

"La obra del arquitecto Francisco Squirru es un excelente ejemplo del art decó de Buenos Aires, que contaba originariamente con un mobiliario y una decoración interior del mismo criterio estético, parte de los cuales se conserva. La casa ha sido catalogada como monumento histórico y forma parte del patrimonio monumental de la ciudad de Buenos Aires".

Art decó y diseño francés

La casa es de un estilo predominantemente Art Decó, aunque no se inscribe puramente de ese estilo. Es ecléctica, sobre todo en los salones pensados para ser de uso público como la Sala de música y la Biblioteca, que tienen una reminiscencia neo renacentista ubicados en la Planta Baja. Arriba, en la planta alta, estaban las habitaciones privadas del matrimonio. Estos espacios reflejaban más cabalmente las características del Art Decó en los materiales, los colores, las formas y la decoración.

Una casa y distintos ambientes

José y Amelia tenían una activa vida social, y por este motivo la casa funcionaba para reuniones de diferente índole. En la planta baja, por ejemplo, había una gran sala de música (hoy de exhibiciones) donde Arce reunía amigos e invitados extranjeros en memorables soirées o veladas musicales. Le gustaba sentarse frente a su piano de media cola para entretenerse, aunque la estrella era un órgano eléctrico de tubos adquirido en Alemania.

En esta sala tocaron, entre otros, el organista belga Julio Perceval. Radio Splendid transmitió algunos conciertos desde este lugar.

A mediados de siglo Arce dejó el país por cuestiones laborales. En ese momento alquiló su casa como residencia al embajador de Panamá en la Argentina. Posteriormente, decidió donarla al Estado Nacional para que fuera un museo dedicado a Julio A. Roca y la generación del ’80. Pero continuó viviendo en la planta alta de la casa junto a Amelia y hasta su muerte, ocurrida en 1968.

Más información

Quiero saber más sobre el Museo. 

Cuándo

  • Lunes | Cerrado
  • Martes | Cerrado
  • Miércoles | Abierto de 14:00 a 20:00
  • Jueves | Abierto de 14:00 a 20:00
  • Viernes | Abierto de 14:00 a 20:00
  • Sábado | Abierto de 14:00 a 20:00
  • Domingo | Abierto de 14:00 a 20:00

Dónde

Vicente López 2220, Recoleta, CABA


Otra Información