Pasar al contenido principal
Museo Roca - Instituto de Investigaciones Históricas

Las "Escuelas ambulantes" y la ley 1420

¿Cómo era la situación de las escuelas y la educación en la Patagonia hacia finales del siglo XIX y cómo cambió desde la ley 1420.

El interés del Estado argentino por colonizar territorialmente el espacio sucedió de la mano de una expansión cultural hacia la región patagónica. Se buscaba así aumentar la presencia en aquellas tierras que estaban ocupadas por comunidades indígenas, extranjeros o criollos que allí se habían asentado buscado mejor suerte.

En 1884, bajo la presidencia de Julio Argentino Roca, se promulgó la ley 1420, que implementó la educación común, gratuita y obligatoria en Argentina y trajo un gran impulso en todo el país al cerrar un proceso de discusiones en materia educativa. Pero estas medidas pudieron en un primer momento aplicarse mayormente en Buenos Aires y otras ciudades. Las grandes extensiones de tierras, la falta de recursos y la rigurosidad climática retrasaron el desarrollo de la escuela pública en la región de la Patagonia. Por este motivo, en esta zona primaron las escuelas confesionales y fundadas por colonos.

Nacen las Escuelas Ambulantes

Otra estrategia pensada para llevar adelante la educación en los extenso territorios argentinos, fue la creación de las “escuelas ambulantes”, con el objetivo de llevar la escuela pueblo por pueblo. La idea en un principio fue discutida por encontrarse las poblaciones demasiado diseminadas, aunque el plan se llevó adelante.

educaciónfrontera
(Foto: Estudiantes de una escuela en la localidad de Cushamen, provincia de Chubut. Fuente: Revista El Monitor, del Ministerio de Educación).

Benjamín Zorrilla, presidente del Consejo Nacional de Educación, sostenía en 1882 que la verdadera vocación de un maestro era mucho más que solo enseñar a leer y a escribir. En sus palabras eran necesarios “maestros capaces, tanto para dirigir las ruedas de sus carros contra la corriente de sus elementos, como para improvisar la escuela en el lugar donde crea más conveniente”.

El objetivo de estas escuelas era aumentar la presencia estatal y combatir el analfabetismo en aquellos lugares donde no había establecimientos fijos cercanos. Para eso los maestros debían establecerse por unos meses bajo la premisa de que la escuela debía adaptarse al medio.