Pasar al contenido principal
Museo Roca - Instituto de Investigaciones Históricas

¿Cómo eran las condiciones de trabajo en Argentina y qué reclamaban los trabajadores a finales del siglo XIX?

A pesar de las oportunidades laborales que permitían la fácil incorporación para los ciudadanos al mundo del trabajo, no faltaron los problemas, las crisis y las fluctuaciones en los salarios que generaban malestar entre los trabajadores.

La fecha del primero de mayo fue adoptada por la Internacional Socialista en 1889 como jornada de lucha obrera, en conmemoración de los sindicalistas condenados a muerte por realizar una huelga en Chicago, Estados Unidos, y en reclamo de mejoras en las condiciones laborales. En la Argentina las agrupaciones obreras se sumaron a esta efeméride un año después.

Por aquellos tiempos, en nuestro país se vivía un intenso desarrollo de la economía agroexportadora que insertó a la Argentina en el mercado mundial. Entre otros efectos, este modelo productivo generó oportunidades laborales atractivas que explican la llegada de numerosos inmigrantes. Así, la población fue en aumento y también crecieron las industrias, los talleres y las fábricas.

efemerides
(Foto del taller de empresa tranviaria. Fuente: Sociedad Fotográfica Argentina de Aficionados, c.1900, Museo de la Ciudad).

Así, en Buenos Aires, el Litoral, Tucumán, Mendoza y otras ciudades se formaron polos productivos con una altísima concentración urbana.

¿Cómo eran las condiciones de trabajo a finales del siglo XIX?

A pesar de que las oportunidades laborales permitían la incorporación de los inmigrantes al mundo del trabajo, no faltaron los problemas, hubo crisis, como la de 1890 y fluctuaciones en los salarios que generaban malestar entre los trabajadores. No tardaron en aparecer las agremiaciones y las protestas y huelgas. Pero, ¿qué se reclamaba y cómo eran las condiciones de trabajo?

efemérides
(Foto: Modistas, junio 1912. Fuente: equipo de fotógrafos Caras y caretas, Museo de la Ciudad).

Los reclamos más frecuentes tenían que ver con el nivel de salarios y la extensión de la jornada de trabajo. La mayoría de las veces se trabajaba en las fábricas diez o doce horas, y en el campo la jornada se extendía de sol a sol. Por esto, se pedía por la reducción de la jornada a 8 horas, la reglamentación del trabajo nocturno y el descanso dominical.

efemerides
(Foto: Compañía textil Sud América. c.1908. Fuente: Museo de la Ciudad).

Otras demandas tenían también que ver con las condiciones de higiene en las fábricas y talleres, la prevención de accidentes y los seguros laborales. Finalmente, se luchaba por el reconocimiento de organizaciones gremiales.